Bueno, hoy por fin he conseguido poner en orden todos mis temas y parece que voy a volver a mi rutina habitual. Aunque creo que hasta final de mes mi vida va ser muy ajetreada, ya que cambio de trabajo, y ya sabéis que cuando uno dice que se va, todo el mundo pide que lo suyo sea lo último que hagas antes de irte… Y eso no es posible. Además en mi empresa actual me han pedido que les ayude a encontrar a mi sustituto, cosa que agradezco porque es una prueba final de su confianza en mí, pero eso significa estudiar currículos, hacer entrevistas… El GTD es importante para mí, pero estos días lo va a ser más.

Yo no sé vosotros, pero yo en vacaciones desconecto absolutamente de mi lista de tareas. Eso no quiere decir que no esté al tanto de lo que pasa en el trabajo, porque el correo siempre va conmigo gracias a mi ipaq hw6500. Pero la lista de tareas queda absolutamente aparcada en mi Outlook del portátil. La verdad es que el GTD me ayuda mucho a reenganchar cuando vuelvo, y a intentar estar cuanto antes a máximo rendimiento. Esto os lo tenía que haber dicho antes de empezar las vacaciones, me lo apunto para el año que viene, la revisión semanal antes de las vacaciones es muy importante ya que si desconectáis como yo, cuando volváis no os acordareis casi ni de vuestro nombre.

Aun y así, cuando he vuelto, no me acordaba casi nada del método, o sea que creo que no está mal que os de un repaso, por si os ha pasado como a mí. El GTD se basa en varios principios que os enumero como recordatorio:

  1. Todo apuntado en cuanto piensas que has de hacer algo. Quiero decir que una vez se te pasa por la cabeza que has de hacer algo, lo sacas de tu mente apuntándolo en un lugar que controles y sepas que no se va a perder. A ese lugar el GTD lo llama inbox, y puede ser el correo electrónico, una libreta o el lugar que escojáis, la premisa es que sea algo accesible siempre y que no se pierda. En mi caso, utilizo el correo electrónico y mi ipaq. Con esto os quitáis el estrés de pensar en las cosas que tenéis que hacer.
  2. Cada día procesáis este inbox, y movéis las entradas allá donde toque, a referencia, a algún día, o al contexto que sea. Los contextos nos permiten agrupar tareas que se pueden hacer de una vez, por ejemplo, llamadas telefónicas. ¿Sabéis que la mente humana tarda de media 25 minutos en volver a la tarea que estábamos llevando a cabo si cambiamos de contexto? Con esto el GTD nos permite ser más eficientes. También es muy importante escoger la siguiente acción, y apuntarla en el contexto adecuado, para poder avanzar en las cosas que tengáis pendientes.
  3. Esto no lo dice el GTD, pero a mí me ha ido muy bien. En la revisión diaria os marcáis aquellas tareas que queráis llevar a cabo el día siguiente. Y estas las hacéis las primeras por la mañana si es posible.

Ya os comenté que mi implementación del GTD se basaba en el Outlook mejorado con un plugin y algo de programación. El viernes hablaba con mi amiga Marta, de 2+dos, con la que estuve trabajando un poco para explicarle el método hace ya algunos meses, y me explicaba como se lo montaba ella con su Mac y un programa de notas, y me comentaba si yo creía que tenía que volver al correo tal como en su día quedamos. Al final lo importante es el método, no la implementación ni las herramientas. Cada uno ha de escoger la forma de montarlo en la que está más cómodo.

Muchas gracias a todos por seguir el blog, ya que he visto que estas semanas que no he estado habéis continuado accediendo y leyendo lo que dejé preparado. Espero que esta temporada que empieza cumpla vuestras expectativas, yo lo pienso intentar.

Anuncios