Hoy voy a hablar de una clasificación de líderes que he encontrado en el libro good to great, de Jim Collins. En el libro el autor ha buscado grandes empresas, aquellas que no son solamente buenas, sino que son las más buenas; aquellas que tienen la supremacía en su sector y lo mantienen; empresas que han mantenido beneficios por encima de la media durante 15 años. Y se ha dedicado a buscar patrones de liderazgo en las personas al frente de esas compañías.

Algo que sorprende de su estudio es que los líderes de estas empresas no son personas visionarias, ni con fuerte personalidad, ni especialmente inteligentes, vaya, no son celebridades. En estas empresas actúan lo que él llama los líderes de nivel 5. Pongamos nombre a cada uno de los niveles:

  • Nivel 1: personas muy capacitadas individualmente, que aportan talento, conocimiento, habilidad y buenas prácticas.
  • Nivel 2: personas muy capacitadas para trabajar en equipo, que aportan su capacidad individual para la consecución de los objetivos del equipo y son muy buenos trabajadores en este.
  • Nivel 3: directores competentes, que son capaces de organizar a las personas y administrar los recursos para conseguir los objetivos marcados.
  • Nivel 4: lideres efectivos, tienen una visión y canalizan a la organización para que se consiga esta, consiguiendo además organizaciones altamente efectivas.
  • Nivel 5: aquellos que consiguen éxito duradero para sus organizaciones, mediante una mezcla de humildad y voluntad profesional

Qué curioso, ¿Verdad? Humildad y voluntad. Nada de ideas revolucionarias, ni búsqueda de la notoriedad. Su ambición es conseguir grandes empresas, no salir en las noticias. Pero, ¿Qué cualidades tienen todos estos líderes?

  • El ego se lo dejan en casa. Por ejemplo, intentan siempre que la persona que los substituya tenga las mismas cualidades que ellos, no caen en el típico error de no buscar a nadie, o buscar a alguien mediocre para que ellos queden como los más grandes. Piensan en la empresa y no en ellos mismos. No quieren ser indispensables para que la organización pueda seguir siendo la mejor.
  • Son muy modestos. En vez de hablar de ellos, hablan de los de su alrededor, o simplemente de los éxitos de la compañía como un todo. No aspiran a ser héroes o santos, quieren parecer personas ordinarias que consiguen grandes éxitos de manera silenciosa.
  • Tienen una inquebrantable voluntad, que les lleva a hacer lo que se tenga que hacer para conseguir que su empresa sea la más grande. Por ejemplo, no admiten la mediocridad, y si hace falta rehacen el equipo de dirección buscando las mejores personas, quitando a aquellas que lleven mucho tiempo en la empresa o que sean de la familia si no son las mejores para el puesto.

Por lo tanto, si queréis conocer lideres de nivel 5, buscad situaciones que han producido resultados extraordinarios en las cuales nadie ha intentado atribuirse el mérito. El libro continua explicando que es lo que hace un líder de nivel 5 con bastante detalle. Si os interesa el tema, dejadme algún comentario y puedo hacer alguna otra entrada.

¿No pensáis que estas características son válidas para cualquier tipo de cargo? Quiero decir, ¿no solamente para directores generales, sino para cualquier tipo de persona que tenga que dirigir equipos o proyectos? Venga, animo en los comentarios.

Anuncios