En el post de ayer hable brevemente sobre el talento. Me ha gustado mucho el comentario de mi amigo Cosmocax sobre una entrada que hizo en su blog en el que comentaba una teoría suya sobre la rotación natural del talento en las organizaciones. Me gustaría hablar un poquito más sobre mi visión del talento.

El talento es un concepto amplio. Normalmente se piensa en personas con talento a aquellas que son geniales, pero yo creo que no es solamente eso. El talento se ha de buscar en todos los ámbitos de la empresa, en todos los puestos de trabajo, desde los más sencillos hasta los de mayor responsabilidad y complejidad. Os doy un ejemplo.

En mi empresa estamos montando un nuevo cpd para poder ubicar de manera más efectiva los servidores y otros activos informáticos. Por supuesto es un proyecto importante, en el que han intervenido muchísimas personas. Muchas de ellas han trabajado bien, pero solo considero a una de ellas una persona con muchísimo talento en su trabajo.

Por ejemplo, la gente que nos vino a montar la red trabajó bien, todo funciona, pero aunque al acabar recogieron lo que habían ensuciado, se dejaron cables por el suelo de los que les habían sobrado en los conectores. No era nada, pero no trabajaron de forma perfecta.

La gente del aire acondicionado trabajó bien, la instalación era compleja ya que hay dos máquinas de clima que se han de sincronizar. Pero un desagüe pierde agua. Es una tontería, pero ya no es perfecto.

Los de la instalación eléctrica son buenos, pero algunos enchufes que nos montaron en las canales perimetrales se salen. No es nada, ya lo sé, pero se ha de ir con cuidado.

Los del SAI también trabajaron bien, pero se dejaron de conectar algunas cosas. Era simplemente enchufarlas, lo hemos hecho nosotros, no nos costó nada.

Los del suelo, hay una baldosa del suelo técnico que se mueve. Y los de la alarma anti incendios, unos pulsadores no funcionan bien del todo. El diseño del cuadro de corriente es una pasada, una obra de ingeniería, pero no tuvieron en cuenta que nuestro SAI solo tiene dos fases. Y los de las comunicaciones exteriores, nos tiraron fibras que han funcionado a la perfección, pero no pensaron que tenemos paredes de pladur y se necesitan tacos especiales para colgar los armarios.

Solo ha habido una persona que bajo mi punto de vista ha trabajado de manera realmente talentosa, y es la persona que nos enviaron para limpiar la sala de servidores. Y no os penséis que era un trabajo muy fácil, tuvo que sacar todas las baldosas del suelo técnico, y luego las volvió a dejar en su sitio colocadas a la perfección. No dejó ni un resquicio de suciedad por ningún lado, y os aseguro que hay muchísimas cosas allí dentro y tuvo que esmerarse al máximo. No fue la única persona que vino a limpiar, pero sin lugar a dudas fue la más efectiva.

Con esto quiero decir que el talento se ha de buscar en cualquier parte. Las organizaciones necesitan talento a todos los niveles. Y no se ha de menospreciar ningún tipo de trabajo pensándose que cualquiera lo puede hacer, seguramente es cierto, cualquiera puede limpiar una sala de servidores, pero hacerlo con efectividad, eso ya es otra cosa. También hemos de ser suficientemente inteligentes para aprovecharnos de ese talento, no solo para hacer el trabajo, sino para enseñar a otros a hacerlo, y para intervenir en las decisiones que tengan que ver con el trabajo que la persona realiza.

También me gustaría destacar que las personas como esta son las que se han de promocionar, pero para eso se han de formar. Seguramente puede desempeñar otros trabajos con talento, pero mejor le enseñamos antes, porque una buena persona sin la formación adecuada puede fracasar en su trabajo. Cuidado con esto, no cometáis este error.

Anuncios