La verdad es que sobre este tema ya he hablado alguna vez, pero bueno, como algunos amigos me lo han preguntado, pienso que no está de más volver a repetir. Además últimamente he leído en el blog de Kent Blumberg, en el de Phil Gerbyshak y el de Steve Roesler entradas sobre el tema que me han dado un nuevo enfoque y más pistas que creo que vale la pena compartir con vosotros.

Al final, escoger una persona para vuestro equipo que comparta con vosotros la pasión por lo que hacéis es muy difícil, y más en dos entrevistas o tres. Pero yo, por ejemplo, tengo serios problemas para trabajar con gente con la que no conecto. Para funcionar bien necesito estar rodeado de personas que me transmitan buenas vibraciones -hace un rato lo comentaba con un conocido-, y con eso consigo lo que yo llamo “equipos de alto rendimiento”, o sea, equipos altamente efectivos en los que las ideas fluyen y todo el mundo está dispuesto a arrimar el hombro cuando toca.

Por supuesto aquí no hablo de capacitaciones técnicas, que se pueden demostrar con estudios o experiencia, hablo de algo mucho más complejo.

Algo que puedes preguntar es directamente que es lo que le interesa hacer, o en que le gustaría verse involucrado, y ver cuánto se emociona explicándotelo. Y también le podéis preguntar cómo encaja eso en el trabajo que estáis realizando, porque al final lo queréis para desempeñar una función.

También podéis preguntarle qué es lo último que ha aprendido, y cuando lo aprendió. Con esto veis si es una persona que le gusta estar siempre innovando, realmente no importa que es lo que ha aprendido o si tiene que ver con lo que necesitáis. Es simplemente ver si tiene la inquietud del conocimiento.

En el blog de Kent nos dan otra manera, y es preguntarle sobre las mejores, las más memorables, vacaciones que ha pasado. Pensad que las vacaciones constituyen uno de los momentos en los que realmente hacemos aquello que queremos hacer, como lo queremos hacer, y con quien lo queremos hacer.

Por ejemplo, si os contesta unas vacaciones que pasó con otras personas, y no para de comentar cosas que hizo con ellas y lo bien que se lo pasó, eso os puede indicar que valora mucho el compañerismo y compartir experiencias con otras personas, por lo que es probable que disfrute formando parte de un equipo.

Y si os dicen que le gustan los viajes mochileros, sin planificación previa, y sin tener ni idea del lenguaje del país, podéis pensar que le van los retos y los proyectos nuevos, pero que seguramente no trabajará demasiado bien con una planificación estricta.

Si, ya sé que es difícil adivinar estas cosas, y sobre todo acertar en la selección de personal, pero bueno, al menos os puede dar una idea, sobre todo si tenéis claro vosotros el perfil que buscáis.

 

Anuncios