Pues sí, hace ya un año que empecé con el blog. Han sido 151 entradas, 398 comentarios, más de 32.000 visitas. Pueden parecer unos números modestos, pero a mí me parecen una barbaridad, teniendo en cuenta las cosas que cuento. Como curiosidad, ayer alcance mi record de visitas en un día, 236 personas, y me gustaría decir que es gracias a lo que cuento, pero creo que Cosmocax y Pedro Robledo -esta gente si tienen visitas-, entre otros, tienen mucha culpa por linkarme 😉

En el blog he ido dejando mi forma de pensar, de actuar, y mi estado de ánimo. Los que me conocen saben averiguar cómo me encuentro simplemente leyendo lo que he escrito. Me ha permitido poner por escrito ideas que han pasado por mi vida y que si no hubiera olvidado. Y quien sabe, a lo mejor le ha servido a alguien más. Aunque reconozco que algunas cosas que he escrito no han estado bien, es malo personalizar. Se aprende de los errores.

Pero sobre todo ha sido la posibilidad de conocer a gente muy interesante por la que realmente vale la pena escribir todo esto. Gente que te aporta en cada comentario.

Ha habido momentos, como cuando Rosa Say me dejó un comentario. Increíble.

Seguiremos por aquí mientras tengamos temas de que hablar o ánimos para explicarlos. Es curioso, el día a día te da muchísimas cosas para escribir.

Hasta pronto.

Anuncios