El objetivo final de un dashboard es meter mucha información, y además información de varias fuentes dispares, en un espacio reducido, y que las personas que lo vean lo entiendan y puedan tomar decisiones. Ya había comentado que uno de mis objetivos al diseñar un dashboard es que entre en una sola página, por lo tanto no podemos malgastar el espacio. Como no tengas claro lo que quieres hacer puedes acabar con un batiburrillo de números y gráficos.

En el caso de los aviones, por ejemplo, los pilotos tienen en un golpe de vista toda la información relevante para la tarea que están realizando. Las personas que diseñan esos cuadros de mando son personas con mucha experiencia en el diseño. Por desgracia, pocos de nosotros tenemos esa formación.

La regla de oro en el diseño es hacerlo simple. La elocuencia se consigue simplificando las cosas. No hemos de caer en el error de intentar impresionar o entretener en los dashboards que diseñemos. El objetivo es mostrar la verdad de la manera más clara y concisa posible. Cuando diseñéis dashboards debéis incluir solamente la información que es necesaria, y consensarla de manera que no disminuya su significado, usando mecanismos de visualización que sean simples pero claros.

Como dice Stephen Few en su libro Information Dashboard Design, los dashboards bien diseñados dan información que está:

  • Excepcionalmente bien organizada
  • Condensada, con resúmenes y resaltando las excepciones
  • Específica y orientada a las personas que la han de ver y los objetivos a cubrir
  • Mostrada usando mecanismos concisos pero muy claros

Los dashboards dicen a la gente que está pasando, y les han de permitir reconocer rápidamente que es lo que necesita su atención. Pero se han de quedar ahí, no ha de darnos toda la información que necesitamos para responder a los problemas o aprovechar las oportunidades que se muestren. Simplemente nos ha de mostrar que hay problemas u oportunidades, y si queremos profundizar, hemos de acudir a otro sitio para conseguir la información, no al dashboard.

Sabéis, yo creo que los dashboards que diseño han de hablar, y la persona que los ve simplemente ha de escuchar lo que le dicen, sin tener que pensar. Esa es la clave.

Anuncios