Estos días ando bastante liado, pero me apetecía escribir sobre esto. Hoy voy a hablar de las personas de nuestro alrededor. Seguramente muchos de nosotros queremos, cuidamos y nos interesamos por nuestra familia, o nuestros amigos. Creo que eso es uno de los valores más importantes que se han de tener como persona.

Pero de igual manera, hemos de cuidar a las personas que trabajan para nosotros. Tenemos mucha costumbre de enfocarnos hacia el equipo, y dejar de lado a las personas que lo componen, y eso es un gran error. Yo intento siempre tratar a las personas de mis equipos como personas individuales, conociendo su estado de ánimo, las cosas que les preocupan y que les alegran. Os puedo asegurar que la lealtad que se consigue con esta manera de actuar os dará beneficios en forma de eficiencia y dedicación. Una prueba, cuando cambié de empresa, la mayoría de las personas de mi equipo me pidieron venirse conmigo.

Yo os propongo que dediquéis cuando podáis 5 minutos a cada una de las personas de vuestro equipo individualmente, pero no para hablar de cosas del trabajo. Un tiempo sin agenda, sin nada preestablecido, para hablar de cualquier cosa. Con esto vais a conseguir ser mucho mejores escuchando, vais a creas relaciones más estrechas, os va a ayudar a conocer mucho mejor a las personas de vuestro alrededor, y ellas se van a sentir que las tenéis en cuenta. Os aseguro que os devolverán cada uno de estos minutos.

Esto puede parecer un truco para sacar más de las personas, pero por suerte casi todos somos capaces de darnos cuenta de cuando alguien actúa sinceramente y cuando es falso. Y obviamente nadie se abre a vosotros si vosotros os abrís a ellos.

En definitiva, el equipo es importante, pero aún lo son más las personas. Yo soy muy humilde y sincero en mi forma de proceder, y no tengo la respuesta a todas las preguntas sobre como liderar a las personas, estoy siempre en constante aprendizaje. Y soy consciente que es difícil no enfocarse solamente en el equipo. Pero lo que es seguro es que las personas no son nuestro bien más preciado, son nuestro único bien.

Anuncios